Liberar Android Imprescindibles Accesorios Programación Redeslibre Para Principiantes Otros android Contacta con EAL
follow us in feedly

Bueno, bueno…¿que tenemos aquí?. Anda, si es un nuevo aparatejo que no se cómo ni porqué ha terminado en mis manos. Y ya va siendo hora, después de unos días de un uso intenso (pero intenso de verdad), de ofrecer una review completa del último modelo de la gama Galaxy en cuanto a tablets se refiere. Pero no esperéis una “review tipo”, con las típicas características, prestaciones, qué trae y qué no, pruebas de rendimiento, comparativas (alguna pequeña mención a otras sí habrá), etc.

Esta vez lo haré de manera práctica, y no tan técnica, pues creo que no hay otra forma de hacerlo. Obviamente estoy hablando del Samsung Galaxy Note 10.1, una “tablet” (entrecomillado) realmente espectacular y que me atrevería a decir incluso que no puede compararse a ninguna otra tablet del sector ahora mismo. La primera impresión antes de entrar en detalles es: IMPRESIONANTE. Así de fácil. Me ha dejado totalmente asombrado, y gran parte de ello es gracias al S-Pen, del que hablaremos en detalle más abajo, pero que es la guinda para poder catalogar esta tablet de una de las mejores (por no decir la mejor) del mercado.

*Aclaración: tened en cuenta el enfoque de este análisis, al igual que los aspectos en los que se centra el funcionamiento de la tablet.

Primeras impresiones

Empezaremos con las primeras impresiones que me transmitió al sacarla de la caja. Al tenerla por primera vez en las manos, mi sorpresa fue lo “ligera” que era, ya que en apariencia parece una tablet bastante pesada, pero son “solo” 600 gr frente a los 680 de la Asus Tranformer o los 650 del iPad. La diferencia puede que no sea mucha, pero sí se notan cuando la tienes en la mano.

Después de conseguir quitar todos los plásticos de protección que llevaba alrededor, que me parecieron excesivos, y proceder a la inspección ocular, he de decir que aún siendo de un material plástico, es de muy buena calidad, y para nada tiene aspecto de cutre o “baratillo”, por mucho que la gente se empeñe en eso.

La pantalla es estupenda, y los altavoces laterales, aún sacrificando algo de tamaño (aumentándolo en este caso), están muy bien integrados. Es cierto que no es una tablet pequeña, pero cuando estamos hablando de este tipo de dispositivos, unos milímetros más o menos son completamente irrelevantes. El tacto también es muy bueno, y se puede sostener perfectamente con una mano sin que llegue a hacerse pesada (siempre dentro de unos límites). Al arrancar por primera vez me sorprendió también la nitidez de la pantalla, y al reproducir el vídeo que viene pregrabado es cuando realmente te das cuenta de lo que es capaz de ofrecer.

Primeros minutos

Cuando arrancamos por primera vez, y seguimos los pasos correspondientes, llega un momento en que nos permite añadir nuestra cuenta de Dropbox, por lo que deducimos que ya viene preinstalado, pero lo bueno es que si lo hacemos, nos regalarán hasta 48Gb de espacio durante 2 años, lo que no es moco de pavo.

Ya en marcha, el comportamiento es muy fluido, con transiciones entre escritorios muy suaves y con una respuesta de pantalla muy buena. Los menús y configuraciones son muy del estilo de los últimos modelos de la casa, pero la verdad es que han hecho un buen trabajo en cuanto a la capa de personalización. Unos menús muy intuitivos y accesibles gracias a su pantalla, y que aún difiriendo bastante del menú “clásico” de Android, me parece magnífico.

Después de trastear un poco por sus “adentros”, ver las aplicaciones preinstaladas, configuraciones, etc, tienes la sensación de que lo que tienes en las manos no es un Android más, no es una Tablet más, y que lo que has visto hasta ahora, aún siendo bueno, no es nada en comparación a lo que puede ofrecer este “pequeño” trasto. Y así ha sido.

¿Qué tiene de especial?

De especial tiene muchas cosas, pero la más importante es, en efecto, el S-Pen. Para los que no sepáis de qué estoy hablando, el S-Pen es un lápiz que trae la gama Note de Samsung (como los teléfonos Note, o Note 2), y que nos ofrece unas funciones extras que lo hacen realmente interesante. Este lápiz tiene la característica de que no funciona con un smartphone/tablet convencional, lo que nos da ya una idea de que no es el típico lápiz standard que podemos comprar en los chinos. Quería dejar una sección especial para hablar del S-Pen, pero es inevitable nombrarlo continuamente, así que lo haremos junto a la revisión en general.

Y después de esta “breve” introducción, pasemos a ver realmente qué es capaz de ofrecer la Note 10.1 en el día a día. Como he dicho, os explicaré como la he estado usando y las impresiones que me ha transmitido, más que daros datos, números o similares.

El día a día en el trabajo

Lo primero que probé fueron las posibilidades que me daba el S-Pen frente al dedo. Obviamente puedes desplazarte por los menús, escritorios, etc. tanto “a dedo” como con el S-Pen, pero éste tiene un pequeño botón que nos da acceso a algunos extras. Para empezar, si lo mantenemos pulsado y a continuación pulsamos sobre la pantalla unos segundos, se realizará una captura de pantalla, pero con una diferencia muy importante respecto a una captura “convencional”: al hacerlo de esta manera, no solo realizamos la foto, sino que ésta se abre en un editor rápido que nos permite recortar, dibujar, colorear o escribir sobre ella. También viene con la suite ofimática Polaris, que nos permite crear documentos de texto u hojas de cálculo de una forma muy completa, casi como si de un ordenador se tratara. La visualización de archivos PDF’s también es posible, pero las posibilidades son más reducidas que con Adobe u otros programas, ya que no podemos escribir sobre ellos directamente, ni subrayar ni anotar.

Y hablando de editores de texto, es hora de mencionar otra gran característica del Note: S-Note. Se trata de una aplicación que viene a ser un cuaderno, en el cual podemos tomar notas de diferentes formas, con unas plantillas predeterminadas o una hoja en blanco para empezar de cero. Esta es, para mi, la gran diferencia frente al resto de tablets, y lo que la hace realmente especial. Solo puedo decir que es una herramienta espectacular, magnífica, increíble… Voy a explicar algunos motivos, y de paso hablar de otros extras muy interesante.

En mi caso, he decidido probar a fondo la Note en la universidad, comprobando si realmente es tan útil y cómoda para tomar notas y apuntes como nos dice Samsung. El lunes la llevé por primera vez a clase, dejando de lado el clásico boli y papel, a lo que alguno me miró con cara rara al ver que me disponía a tomar apuntes “con eso”. Aquí empecé a ver el potencial que era capaz de ofrecer.

Al principio dudé si sería tan rápido como con el papel, ya que ciertos profesores en lugar de sangre tienen queroseno en las venas y sus clases y explicaciones deberían ralentizarse a la mitad para poder coger una cuarta parte de lo que dicen, pero a los 2 minutos esa sensación desapareció.

La precisión del lápiz es realmente buena, rápida y para nada se echa en falta lo tradicional. Más bien al contrario. Con la Note tenemos a nuestra disposición toda una gama de colores, tamaños, tipos de escritura y gomas que aún siendo tan grande, se hace realmente rápido el cambio entre ellos. Apoyar la mano sobre la pantalla no es problema, ya que podemos activar que sólo escriba usando el lápiz, lo que nos evita escritos accidentales. Al escribir tenemos una ventana flotante (que podemos cerrar si no la necesitamos) desde la cual con un solo clic cambiamos el color, tamaño o punta, y que podemos desplazar a cualquier parte de la pantalla para que no nos moleste. Yo con esto he ganado en claridad de apuntes, ya que con colores todo queda más limpio, claro y fácil de comprender que todo en negro o azul. Pero no termina ahí la cosa.

Como muchos sabéis, la universidad basa sus apuntes en algunos cientos de miles de archivos PDF que te tienes que descargar por tu cuenta y riesgo, así que yo en lugar de imprimirlos, los he metido al Dropbox y los consulto desde la propia tablet. Gracias a la multitarea puedo alternar entre el PDF y mi bloc de notas, lo que me permite poder tener en un espacio muy reducido todo lo que necesito para la clase. Y como he dicho, gracias a la aplicación de Adobe o similares, podemos tomar notas sobre el mismo PDF, con la ventaja de que si lo hacemos desde Dropbox, se sincronizará automáticamente. Aunque hay otro detalle interesante que comentar.

Si no tenéis la memoria a corto plazo atrofiada, os he comentado que tenemos una forma muy útil de tomar capturas y editarlas al momento; pues gracias a eso, podemos hacer capturas de los PDF’s, recortar lo que nos interesa e incrustarlo de nuestra nota de una forma muy rápida, lo que mejora sustancialmente nuestros apuntes. Y además, todas esas capturas que realicemos se quedan en el portapapeles, por lo que podremos usarlas tantas veces como queramos. Esta característica tiene una ventaja, y es que si usamos mucho ciertos gráficos, tablas que debemos rellenar o diagramas en blanco, bastará realizar una captura y en cuestión de segundos lo tendremos a mano y no deberemos dibujarlo cada vez. Y después de tirarnos 2 horas tomando apuntes, con colorines, dibujos, imágenes…¿Qué hago con ello?

Lo lógico es pensar que usaremos la propia tablet para estudiar o repasar dichos apuntes, aunque aún hay más. Podemos organizar todos esos apuntes en carpetas y/o subcarpetas, asignando un nombre a cada una de ellas para así llevar un orden correcto; también tenemos la posibilidad de sincronizar todas esas notas con Google Drive o Evernote, aunque lo hace en formato S-Note, por lo que con esto nos aseguramos tener una copia a buen recaudo.

Peeeeeeero tenemos la posibilidad de exportar esa nota a PDF’s y enviarla directamente a Dropbox u otro servicio (gracias a las posibilidades de compartir que ofrece Android). Ahora ya tenemos acceso a nuestros apuntes desde cualquier lugar. Repito que a pesar de todo esto, su uso es MUY rápido y para nada se pierde tiempo en hacer todo eso(más allá de los momentos iniciales de “aprendizaje”).

No todo es trabajo

Efectivamente, no todo es trabajo, así que habrá que hablar un poco sobre “la otra cara” de la Galaxy Note 10.1, esa que la devuelve al “hábitat” natural de las tablets. Empezando por la pantalla, que es lo que más se ve, decir que es espectacular, con un brillo increíble y una nitidez magnífica. La reproducción de vídeo es genial y se ve y escucha estupendamente bien, incluyendo con auriculares. Referente al tamaño “interno” de pantalla tiene una cuadrícula de 7 x 8 iconos, lo que es más que suficiente para tener widgets y accesos directos. Los widgets también funcionan de lujo, permitiendo que sean lo suficientemente grandes para tener un uso cómodo pero sin que tengamos que tener 1 o 2 máximo por pantalla. Y para muestra de ello, os dejo aquí abajo una captura para que veáis que aún teniendo 5 widgets, no da la sensación de “agobio” y queda todo relativamente amplio y a la vez útil. Los escritorios pueden ordenarse a nuestro antojo, y podemos añadir o quitar los que queramos. Inicialmente vienen 5, pero podemos tener más o menos, según nuestras necesidades.

 

Otra característica muy interesante que podría haber mencionado antes es la de poder trabajar a pantalla partida. ¿Qué significa esto? Pues que podemos estar navegando por Internet mientras estamos tomando notas, visualizando un PDF mientras escribimos un mail, o ver un vídeo/tener el reproductor de música abierto mientras estamos trabajando con Polaris. Al principio parece muy útil para trabajar, pero a mi se me queda la pantalla pequeña y se vuelve poco útil, aunque puede que sí lo sea para otra persona. La parte negativa de esto es que no podemos hacerlo con todas las aplicaciones, sino tan solo con las que vienen por defecto. A saber: Polaris, Navegador (interno), Reproductor de vídeo/música, S-Note, Correo (interno). Sería un puntazo poder usar otro navegador, por ejemplo, o poder hacer esto con cualquier aplicación.

Y para los más artistas, viene instalado por defecto la aplicación Photoshop, pero no es una simple aplicación móvil de regalo. Se trata de un Photoshop realmente completo, y que requiere de un cierto conocimiento de la aplicación para poder aprovecharla al 100%; capas, filtros, pinceles…casi como la versión de escritorio.

Yo, además, compré en su dia Adobe SketchBook Pro cuando estaba de oferta por 0,25€, y debo decir que es espectacular como se comporta con esta tablet. Las posibilidades y propiedades del S-Pen con sus diferentes niveles de presión son muy buenas, y si dibujamos también de forma rápida, levantando bruscamente el lápiz, se queda una trazada que se “desvanece” como si de un pincel real se trarara.

Otros y extras

Y creo que va siendo otra de resumir en unas pocas lineas lo que falta por comentar. Por una parte, la batería es de 7000 mAh, lo que nos da una autonomía real de como mínimo 10 horas en un uso diario. A mi me duró ese tiempo de sobra estando la pantalla encendida y escribiendo. Eso si, tarda lo suyo en cargar; del orden de 4 horas aproximadamente si está bastante descargada.

La pantalla aparenta ser bastante dura, pues le he metido alguna que otra vez con el reloj y ni rastro. En la parte inferior veremos los iconos clásicos de Android: atrás, home, multitarea y otro “extra”. Inicialmente sirve para hacer capturas rápidas de pantalla, pero es personalizable. En el centro veremos siempre una pequeña flecha que nos abre un menú emergente con unas cuantas aplicaciones como una calculadora, el calendario, nota rápida, reproductor… También personalizable.

Y volviendo de nuevo al S-Pen, como último truco, si estamos navegando por Internet, por ejemplo, y queremos anotar algo, pulsando el botón del S-Pen y haciendo doble click sobre la pantalla se abre una nota rápida en una ventana flotante; en ella podemos escribir, pegar un texto previamente cortado, pintar, etc. Así no tenemos porqué dejar lo que estamos haciendo.

Y creo que con esto ya os podéis hacer una idea de lo que puede ofrecer esta magnífica tablet. Obviamente no es todo ni mucho menos, pues saldría un artículo 4 veces más largo, pero para compensar lo que falta, os haré una videoreview lo antes posible para que podáis ver de primera mano como se comporta, pero si tenéis alguna pregunta en especial, ya sabéis, comentario e intentaré responder todos los que pueda. Para terminar, no puedo hacer otra cosa que recomendar encarecidamente esta tablet, pues además de cubrir las necesidades “típicas” de este tipo de dispositivos, tiene otros aspectos que la hacen realmente impresionante. Yo me he quedado enamorado, y sigo diciendo que no se puede comparar para nada con otro tipo de tablet.

Aquí tenéis una galería con algunas fotos para que podáis comparar con una Nexus 7 y un Galaxy Nexus, y en breves tendréis la videoreview, así que estad atentos.

  • inma

    Hola! Me la he comprado y tengo un problema. Me he comprado un cable falso para meter pendrive. Me lo reconoce pero no me lo abre. Es porque no es el específico? Que puedo hacer? Muchas gracias

  • Shro

    Tengo un problema con dodol launcher. Mi tablet es exactamente esta y al querer descargar el launcher me dice que no puedo porque no es compatible. Seria posible que alguien me ayudara y me dijera el por qué de esto?. De antemano gracias <3 Buen review.

  • anxo

    Excelente, excelente, yo la tengo desde abril del año pasado y no he dejado de utilizarla. Este año, la utilizaré tanto para dar clases como para recibirlas ya que se puede andar por la clase adelante y, lo que escribes lo ven los alumnos en la pantalla del proyector (al poder sincronizarla), pero aún hay mas, puedes grabar, lo que estás explicando (dibujo geométrico) y grabarlo (tiene un boton para eso) para luego pasarseolo a quien quiera para poder verlo tantas veces como querais.
    En verdad hacia tiempo que andaba buscando algo como esto.

    • Roberto

      Anxo:
      Como haces para conectar la tablet al proyector?

      Saludos

  • jeanete

    Hola. es excelente..pero tengo prblemas con las aplicaciones (twitter y facebook) desde hace dos dias. no me las deja utilizar.

  • Adelaida Delgado

    Tengo la tablet Galaxy Note 10.1 edición 2014. ¿Alguien ha dado con un adaptador para conectar la tablet a un proyector VGA? Yo ya he comprado varios con tecnología MHL y no me funciona ninguno, y Samsung sigue sin disponer de uno propio. ¿Alguna sugerencia? Lo necesito para impartir clases. Gracias

    • Isaac Zuppo

      Me compre el dongle mira cast de samsung, es más pequeño que
      una caja de cigarros, y para conectarlo al proyector compro un cable de HDMI a
      vga. (4€)

      Ventajas que tiene, me puedo mover por toda la clase sin problemas y llevo los
      libros en formato digital por lo que ya no tengo que cargar prácticamente nada.

      Desventajas como tengo que dar clases en varias aulas tengo que montar y
      desmontar el aparatito pero no más de 5 minutos . Pq tienes que dejarlo como estaba
      para los otros compañeros. Si vas a poner algún video necesitas el trasformador
      que te trae pq si lo alimentas por el puerto USB se desconecta.(pero en este
      caso no tienes problemas pq el VGA no trasmite sonido) otra desventaja es el
      precio alrededor de 80-100 € yo lo compre por 40 € en media mark. No sé el
      motivo de ese precio pero me funciona de maravilla.

  • Nicolas Chinchon

    En Chile la tablet viene con la aplicación S Note (en vez de S Memo) que es una basura, no sirve para tomar notas como su predecesor. he tratado de todas formas instalar el S Memo pero no logro ejecutar la aplicación…

  • Pingback: ¿Cuáles son los Android más antiguos actualizados a KitKat? | TecnoticiasDigitales

  • Bruno Grilli

    ¿Por que me salen trozos del texto en blanco y no puedo saber lo que pone? :(

  • carolina

    Queria saber si existe alguna app con la que pueda hcer anotaciones sobre los libros formato epub?? gracias